Qué tenemos que saber sobre la epidemiología de los pacientes en tratamiento renal sustitutivo

ESanchez

J. Emilio Sánchez – Coordinador de Registros de la S.E.N.

La Sociedad Española de Nefrología apuesta decididamente por los registros. Son fuente clara de información para nuestra práctica clínica y para la planificación sanitaria.

Actualmente están en activo varios registros:

En el último número de la Revista Nefrología se publican los datos de este último Registro, del periodo comprendido entre 2007 y 2013. Quiero comentar algunos de los datos destacados de esta publicación.

revistaregistrosSe mantiene la incidencia de entrada en tratamiento renal sustitutivo (en torno a 127 pacientes por millón de población): el progresivo aumento de la edad media de la población general y la salida del país de una masa joven de ciudadanos españoles que emigran o inmigrantes que retornan a sus países no hace aumentar la incidencia. Este dato podría hacernos pensar que algunas de las estrategias de nefroprotección implementadas están surgiendo efecto. Otra visión podría ser que cada vez optamos más por el tratamiento conservador. Probablemente sea la combinación de ambas.

Incremento de la nefropatía diabética como causa de enfermedad renal hasta convertirse en la primera causa de llegada a tratamiento renal sustitutivo (casi el 25% de los pacientes). La diabetes sigue necesitando de una gran atención a la hora de planificar la gestión sanitaria, a pesar de que en Europa no alcanzamos las alarmantes tasas de Estados Unidos de América. No todo el territorio nacional está representado de igual forma en el análisis de la incidencia de diabetes como causa de enfermedad renal crónica. Canarias alcanzan datos siempre destacados, quizá por la idiosincrasia de las Islas y por problemas relacionados con la alimentación.

La diálisis peritoneal escala lentamente posiciones como modalidad de tratamiento renal sustitutivo. Desde hace unos años, el Grupo de Apoyo al Desarrollo de la Diálisis Peritoneal en España (GADDPE) está desarrollando acciones para conseguir que la diálisis peritoneal alcance unas tasas de utilización acordes con las ventajas que aporta como técnica dialítica. Algo se ha conseguido ya, pero queda muchísimo camino por recorrer.

 

El número de trasplantes renales realizados y funcionantes es motivo de orgullo para nuestro sistema sanitario. Como cada año lideramos las estadísticas internacionales en tasas de donación y trasplante. La reducción del número de donantes “tradicionales” se ha podido suplir con la progresiva incorporación de donantes en vida o en asistolia. En ocasiones se polemiza sobre el “sistema español de trasplantes”. ¿Alguien piensa que no merece la pena mantener este sistema que aporta tantas ventajas para el paciente y para la gestión del gasto?Por primera vez se ha incorporado a la publicación del Informe, un análisis de la supervivencia y de los factores implicados en la misma. La supervivencia (no ajustada) a los 5 años fue de 57%, lo cual da una idea de la letalidad de la enfermedad renal crónica. Como factores predictores independientes de mortalidad (modelo de Cox) se encontró, que además de la edad, la condición de diabético y el sexo varón aumentaban el riesgo mientras que el trasplante o comenzar el tratamiento renal sustitutivo en diálisis peritoneal eran protectores. ¿Necesitamos algunos datos más para fomentar el empleo de la diálisis peritoneal como modalidad de tratamiento renal sustitutivo inicial?

 

Seguro que de la información recogida en este Informe de diálisis y trasplante se pueden sacar más conclusiones. ¿Os animáis a comentarlas?

 

Se puede encontrar más información en la página web de la Sociedad Española de Nefrología y en la del Registro Español de Enfermos Renales.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.